• twitter
  • facebook
  • instagram

El día que llego la muerte a Teahupoo

El día que llego la muerte a Teahupoo

  • Publicación:
  • hace 5 años
  • Lecturas:
  • 17,682


Desde que Mike Stewart y Ben Severson la surfearon hace más de 25 años muchos han sido los incidentes que ha protagonizado esta ola. Lo normal, si cometes algún error allí, es que el reef se convierta en un rallador de carne y se lleve parte de tu espalda, o te rompa algún hueso, pero poco más.

Ha habido varias veces que la tragedia ha estado revoloteando sobre Teahupoo (que le pregunten a Neco Padaratz cuando le sacaron del agua echando espuma) pero solo una donde la muerte haya hecho acto de presencia en Teahupoo. Fue la tarde del 22 de Abril del 2000 cuando el surfista tahitiano Briece Taerea fue aplastado por una ola de una serie desfasada que había cazado a todo el que estaba en el agua.

 

El relato se basa en el que hizo Ross Garrett para Surfing Magazine.

Briece era parte del equipo Gotcha, antiguo patrocinador de la prueba del WQS, antes de que Billabong se hiciera con ella, junto con Garrett y Liam McNamara, Mark Healy, Danny Fuller, Manoa Drollett, Briece Taerea, y alguno más. Llevaban días esperando la llegada de un potente swell.

Al fin, el 22 de Abril llegaron las olas. Perfectas líneas de olas de tres metros rompían continuamente en Teahupoo. Todo transcurría con normalidad hasta que una serie desfasada de más de cuatro metros llegó al arrecife. Garrett McNamara cogió la primera ola pero fue aplastado por ella. Estaba tan alejado del pico que decidió remar al bote para observar a su hermano y sus amigos cómo pillaban el resto de la serie. Liam remó la siguiente ola pero no la pilló. Cuando se giró para remontar vio como una ola de cuatro metros le iba a romper en la cabeza. Tiró la tabla, al igual que Hank Mills, mientras que Manoa fue capaz de pinchar la ola justo a tiempo para ver como su amigo Taerea era succionado por la ola y lanzado boca abajo contra el agua.

Cuando la serie paso, Garrett ya se había subido al bote para poder ver que todo el mundo estaba bien. Empezó a contar cabezas y tablas. Creía que todo estaba bien hasta que vio que Manoa remaba hacía una tabla que iba a la deriva. Se tiró al agua y remó hacia ellos a ver si podía ayudar. Cuando llegó, Manoa había sacado el cuerpo de Taerea que al verlo, se quedó tan horrorizado por lo que había encontrado, que de golpe soltó el cuerpo destrozado y se alejó.

Garret, con la ayuda de otros surfistas pudo sacar el cuerpo del agua y, una vez en el barco, hacerle la reanimación con éxito.

Briece Taerea había tragado agua y tenía importantes heridas en la frente, el cráneo, y una más grande que iba desde la barbilla hasta el esternón. El barco se puso en marcha y avisaron a una ambulancia. Cuando llegaron a la costa la ambulancia no había llegado así que le metieron el coche de Manoa para llevarlo al hospital. Poco después de arrancar se cruzaron con la ambulancia y está le llevó al hospital. Lamentablemente, cuando llegaron, Taerea ya había caído en coma, del que nunca volvería. Tenía partido el cuello por dos partes, rota la médula espinal, estaba paralizado de cuello para abajo y tenía tres profundas heridas en la frente. Murió esa misma noche.

Manoa y otros que conocen bien el arrecife, creen que pudo caer de espaldas, caer de cabeza y romperse el cuello y la espalda para luego ser arrastrado por las afiladas rocas.

(Fuente: surf30.net)



TeahupooBriece Taerea